Mira estas fotos.

 

14962805_915263885273172_3526058012024955297_n

 

Míralas bien. Observa con atención los detalles. ¿Qué ves?

 

6d034e112ea370d083faac3f8f5ffc4e_l

 

 

Sí. Es sólo una camioneta, es cierto, pero también es un símbolo.

No es cualquier cosa. Porque no se trata de un vehículo particular. Lo que cuenta es la función que desempeña y , sobre todo, que es del municipio de Huitziltepec.

 

15056312_1215337948538126_8753754635924789976_n

Para dimensionarlo,  imagínate el edificio de la presidencia municipal completamente en llamas, quemándose. Bueno, hubo quien lo propuso de entre los ciudadanos que se reunieron la tarde/noche del miércoles 9 de noviembre del 2016, en el centro de la cabecera municipal de Huitziltepec.

Pero sigamos imaginando.  Misma foto, misma hora, mismo lugar; sólo que en lugar de la patrulla pongamos  un par de hombres.  Sí, de personas, de seres humanos; tan comunes y corrientes como tú y yo.

 

14991809_1215337831871471_8610161339069882766_n

 

En serio. Imagina 2 hombres quemados vivos en Santa Clara Huitziltepec.

Tan en serio como que algunos de los manifestantes exigían que les entregaran a los ladrones, quienes habían intentado robar una camioneta repartidora de gas,  para lincharlos ahí mismo.

 

15056507_991360684308787_5460792228212280680_n

 

 

La policía de Huitziltepec, con la colaboración de la de Tepeyahualco,  se habían enfrentado a los ladrones  a balazos cuando estos intentaban huir; luego de arrestarlos procedieron a entregarlos  al MP de Tepeca:   https://www.facebook.com/NETOYYAZ/videos/1293006737437270/

 

Los presuntos delincuentes originarios de San Nicolas Zoyapetlayoca, municipio Tepeaca quienes responden a los nombres de Saúl Aguilar Ramírez y Hugo Sandoval Zaráte, ya están en manos de las autoridades competentes. Los hechos quedaron asentados bajo la Carpeta de Investigación 577/2016.

 

camioneta-de-gas-1-recuperada-por-policia-municipales

 

Y es que esto de los linchamientos no es un juego, es algo que ocurre, que está ocurriendo actualmente en México. Es algo en lo que el estado de Puebla  se está destacando: http://www.proceso.com.mx/461478/linchamientos-se-desatan-en-puebla-ante-aumento-delincuencia.

 

Siete personas han muerto por linchamiento en lo que va de este año en Puebla, donde cada vez son más comunes los casos en los que pobladores pretenden hacer justicia por su propia mano.   Tan sólo en los primeros días del mes de noviembre en curso se han registrado  una decena de  casos de intento de linchamiento y, de acuerdo con un conteo en fuentes hemerográficas, de enero a octubre se han presentado al menos 27 fenómenos de este tipo en distintas poblaciones.

 

 

&

 

 

La violencia no es un fenómeno nuevo en Santa Clara Huitziltepec, la hay y de todo tipo:  mujeres golpeadas por sus maridos, niños agredidos por sus maestros, ciudadanos que arreglan sus desavenencias a golpes, hasta herirse o hasta matarse.

 

En las ultimas 2 décadas Huitziltepec, municipio de la Mixteca poblana,  se ha destacado por sus violentos conflictos políticos, el más reciente: la patrulla quemada.

 

14938379_991360810975441_8755390529129996575_n

 

Al respecto, varios medios de comunicación de paga (televisión, radio, periódicos y páginas de Internet) reportaron el hecho: la imagen y una breve nota. Pero estos medios no van al fondo del asunto, es decir,  no ven lo que hay detrás de las fotos.

 

Para verlo, hay que leer el comentario que, vía  su muro en Facebook, escribió Fernando García Santos, presidente municipal de Huitziltepec en el periodo 2005-2008 y candidato para reelegirse en el periodo 2011-2014 (el cual perdió), en ambos casos por el Partido Acción Nacional:

 

Que tristeza da ver lo que pasa en Santa ¡Clara Huitziltepec Puebla, en estos momentos esta prendiendo una patrulla a un costado de la presidencia municipal y ninguna autoridad da alguna explicación a nuestros vecinos; ni el presidente Julian Vazquez, ni regidor de Gobernación ni el comandante de la policía como siempre brillan por ausencia.

 

14937457_915263871939840_3035153805083188072_n

 

Sí, es cierto. En algún momento los manifestantes pasaron, de exigir que les entregaran a los delincuentes  a que el presidente municipal y su regidor de gobernación se presentaran a “dar la cara”.

 

La situación era complicada.

 

Razones de peso debió haber tenido el munícipe, Julián Vázquez Ramírez, para no  presentarse en el lugar de los hechos.

 

Como el hecho de que en  1999, su padre, el señor Martiniano  Vázquez, fue llevado al centro de la comunidad de Santa Clara Huitziltepec, en donde fue agredido, violentado, humillado y degradado por una turba perredista enardecida.

 

Los perredistas acusaban  al señor Martiniano Vázquez, en ese entonces presidente del comité municipal de PRI, de traicionar al “pueblo”. El problema no era que, una vez más, el PRI hubiera ganado las elecciones. La inconformidad de los perredistas se debía a que el candidato ganador no era originario de la cabecera municipal, sino de la junta auxiliar de Santa Ana Coapan, perteneciente al municipio de Huitziltepec.

 

Los perredistas tomaron entonces la presidencia municipal durante 3 años. No ganaron gran cosa, pero su gusto fue que no dejaron al presidente municipal entrar a gobernar en la cabecera municipal.  Varios hechos violentos  se suscitaron en esos tiempos: desde un enfrentamiento contra los granaderos de la  policía estatal y otro contra la gente de la comunidad de Santa Ana Coapan;  en ambos hubo un saldo de varias personas heridas, entre ellas mujeres y niños.

 

Y es que resulta que, entre los líderes perredistas de aquel entonces se encontraba precisamente: ¡Fernando García Santos!

 

 

Otro dato. En las pasadas elecciones municipales de julio del 2013  los panistas no reconocieron el triunfo de Julián Vázquez, por lo que tomaron  violentamente la casa electoral. Durante horas, mantuvieron privada de su libertad a la presidenta consejera, una joven madre soltera, amenazando con quemarla viva con las botellas de gasolina que llevaban expresamente. Afuera  de la casa electoral, sus fanáticos seguidores proferían gritos, insultos y  amenazas. Y obvió, entre los dirigentes estaba el señor Fernando García Santos.

 

La táctica de los ex perredistas, hoy panistas, es siempre la misma: se juntan unos cuantos y mandan a tocar las campanas de la parroquia para llamar al “pueblo”. Y como por arte de magia los desmanes y delitos que cometen  ya no los cometen ellos mismos, sino que pasa a ser el “pueblo” el que actua.  Lo cual les asegura impunidad.

 

14947660_991360887642100_7992733635173040259_n

 

 

¿Que el actual gobierno municipal priista es corrupto?

 

Claro, no es ninguna novedad, ¿Cuál gobierno municipal, en los últimos 20 años, no lo ha sido?

 

En las dos administraciones que gobernaron los panistas, estos se sirvieron con la cuchara grande; entre otras cosas, se repartieron terrenos comunales a discreción.

 

De cualquier manera, quienes prendieron fuego a la patrulla, azuzados o instigados por la muchedumbre, cometieron un delito.

 

No.  No fue una travesura ni un acto heroico. Fue, simple y llanamente, un delito.

 

Por cierto, y por último, cabe una pregunta: ¿Qué delito es más grave, robar una camioneta repartidora de gas o quemar una patrulla municipal?

 

14947908_991360990975423_236524703103760961_n