“No somos profesionales del periodismo ni aspiramos a serlo. Somos y seremos gente común, campesinos, amas de casa, trabajadores, estudiantes, un maestro de pueblo que se unen y se reúnen con el fin de informar a nuestra comunidad, lo cual, más que un gusto, es un derecho, y como escuela, una obligación”, afirmó el profesor Antonio Filo, al presentar en la ciudad de Puebla el periódico Yacoñooy, el flechador del sol, la publicación mensual e independiente de la Escuela Autónoma Emiliano Zapata (EAEZ), de Santa Clara Huitziltepec.

Recibidos por el Colectivo de Arte Independiente y el Colectivo Yollotlanemistli, en su café Yollotlán, el grupo de colaboradores de este periódico de denuncia, información y análisis platicó sobre el proyecto que nació en 2005 como reacción a un hecho, que en esos tiempos ocupó la atención de diarios locales y nacionales: la llegada al pueblo del sacerdote Nicolás Aguilar, acusado por abuso sexual, quien estaba de regreso en México tras estar un tiempo –a manera de protección– en EU.

En el aula, el maestro Filo –como lo llaman en el pueblo– y una de sus alumnas coincidieron en que esa información debía de darse a conocer entre la comunidad. Primero pensaron en repartir una hoja de forma anónima, pero luego, por consenso, se decidieron a imprimir un periódico escolar firmado por la EAEZ con el nombre de In xóchitl In cuicatl, una voz nahua que designa “la flor y el canto”.

Pese a que el periódico no tuvo eco entre los vecinos, ya que “ni regalado lo querían” por los señalamientos hacia el sacerdote, el ayuntamiento y las cuestiones políticas de la comunidad, el proyecto alcanzó 12 números.

“Pasaron los años sin editarse hasta que en 2009 se dio un claro ejemplo de corrupción en el gobierno municipal, pues no gobernaba el edil que había sido electo, sino el anterior, ya que era él quien había patrocinado la campaña”, recordó el maestro Filo. Así vendría la segunda etapa del In xochitl In cuicatl con mil ejemplares de circulación, que llegarían hasta el número 37.

El equipo decidió que el periódico tenía que cerrar su ciclo para dar paso a otro más participativo, con otro diseño y formato. Fue así como nació el Yacoñooy, que debe su nombre al cuento mixteca El niño Antoño y el Tecuani, en donde aparece el flechador del sol, un guerrero pequeño pero valiente y audaz. Esa historia apareció en el primer número que se distribuyó en el municipio de Huitziltepec; es decir, en las comunidades de Santa Clara, Dolores Hidalgo y Santa Ana Coapan.

“El Yacoñooy es parte de nuestra lucha para tener un rostro y un corazón; es decir, identidad e historia, por eso escribimos acerca de lo que somos y lo que hacemos”, señaló el maestro Filo.

Luego Edith Flores Cortés, la alumna que ayudó a gestar el periódico, señaló que para ellos hay dos tipos de periodismo: el orgánico que es funcional al sistema político económico dominante, que lo ve como un negocio que sirve al gobierno, a los empresarios y a las organizaciones delictivas; y el otro, el periodismo libre y ético que está del lado de los ciudadanos y en donde ejercer el oficio es un riesgo permanente.

“Para nosotros el periodismo es una actividad democrática y libertaria. No somos quienes ven en el periodismo un negocio, no seremos; no somos quienes están controlados y manipulados por algún partido político, no seremos; no somos quienes están para halagar y enaltecer a los gobiernos municipales corruptos, no seremos. Somos y seremos un grupo de hombres y mujeres de la mixteca poblana que decidieron publicar un periódico libre y ético, que está de lado de los de abajo, de los pobres, de los desposeídos, de los explotados, de los que son víctimas de abusos e injusticias”.

Por esta razón tomó la palabra el maestro Filo, han sido amenazados y amedrentados en varias ocasiones por parte de las autoridades municipales, políticas y eclesiásticas locales. La última vez fue por la creación del “san Huehue”, la figura de un personaje que representa la alegría, la convivencia, la fiesta y el tiempo de preparación de la tierra de los días de carnaval.

Como se documentó en este diario (La Jornada de Oriente, 6 de agosto de 2012), la creación del personaje hizo que el párroco Jesús Israel Alcántara y otros sectores conservadores del pueblo se incomodaran, provocando algunas amenazas contra los danzantes y los vecinos entre las que se incluye la excomunión.

Para los miembros de la EAEZ –abierta en 2004, en donde se imparten clases públicas, gratuitas y científicas en materias de ciencias sociales y exactas, además de inglés, alemán y náhuatl–, la creación del san Huehue es más un símbolo de resistencia cultural y de permanencia del pensamiento indígena de la población.

Destaca que la situación de intolerancia en Santa Clara Huitziltepec ha llegado a oídos de diversas organizaciones no gubernamentales, foros y movimientos como el encabezado por Javier Sicilia, quien ya extendió una carta al actual presidente municipal Ángel Osorio Nicolás para que garantice la libre expresión y la seguridad de la comunidad.

El Yacoñooy es uno de los medios de comunicación de la EAEZ; los otros son la Radio Caracol; la TeveReve, la televisión rebelde que inició su transmisión por internet con la visita del subcomandante Marcos, y la página electrónica www.tonantzinguadalupe.org

 

Vía La Jornada de Oriente:

http://www.lajornadadeoriente.com.mx/noticia/puebla/presentaron-el-yaconooy-un-periodico-de-denuncia-e-informacion-de-huitziltepec_id_11746.html