10917539_915199331832747_1987799585_n

 

La Escuela Autónoma Emiliano Zapata de Huitziltepec, en la Mixteca poblana,  es integrante del Congreso Nacional Indígena, y como tal participamos en el Festival Mundial de las Rebeldías y las Resistencias contra el Capitalismo.

 

El acuerdo desde la compartición de los pueblos del CNI con los pueblos zapatistas, en la Realidad, fue que la participación del CNI fuera a través de la lectura de los 29 espejos; entonces quienes tomarían la palabra para compartir  en el Festival serían las organizaciones invitadas por el CNI y los compañeros y compañeras de la Sexta, nacional e internacional.

 

Así que la EAEZ  participó de 3 formas:

 

  1. Llevando y dejando 3 pinturas de Tonantzin Guadalupe, Nuestra Venerada Madre la Tierra, en cada una de las 3 sedes: Xochicuauhtla (Estado de México), Amilcingo (Morelos) y Monclova (Campeche).

 

10904365_10205579905118050_1046341763_n

 

20141223_164512

20141222_112559

 

 

20141229_185607

 

 

  1. Llevando y poniendo nuestro puesto de artesanías durante todo el recorrido del Festival, el cual más que un espacio para comprar y vender se convirtió en un espacio de dialogo, es decir, de compartición.

 

20141221_172250

 

20141222_101854

 

 

20141225_131130

 

 

20150102_110308

 

 

20141231_203801

 

 

 

 

      3. Finalmente, el 2 de enero del 2015, en la sesión plenaria en Cideci, en San Cristobal de las Casas, entregamos una pintura  más a  los familiares de los 3 compañeros asesinados y 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

ayoyo

 

IMG_0528sm

 

Buenos días

 

 

Antes de salir de nuestro pueblo, Huitziltepec, en la Mixteca poblana, rumbo a este Festival Mundial de las Rebeldías y Resistencias, nos preguntamos:

 

¿Qué podemos nosotros, la Escuela Autónoma Emiliano Zapata, tan pequeños, compartirles a ustedes, nuestros maestros, padres, madres y familiares  de los 3 compañeros asesinados y 43 desaparecidos de Ayotzinapa?

 

Y nos respondimos: “lo que somos, lo que seremos”. Es decir, nuestra cultura, la náhuatl.

 

Y queremos hacerlo con palabras y símbolos, o sea con un poema y una pintura.

 

He aquí el pequeño poema:

 

Moztla, keman néhuatl nionmikiz,

amo keman ximokuezo.

 

Nikan, okzepa Nikan nionhualaz,

kualtzin huitzitzilin nimokuepas.

 

Nonantzin, keman tikonittaz Tonátiuh,

ika moyollo xionpahki.

 

Ompa, ompa niyetos huan Totahtzin,

kualtin tlahuiliz nimitzmakaz,

kualtin tlahuiliz nimitzmakaz…

 

 &

Mañana, cuando yo muera,

no quiero que sufras.

 

Porque  yo regresaré aquí

En forma de un bonito colibrí.

 

Madrecita, cuando yo me encuentre con nuestro padre el Sol,

que tu corazón se alegre.

 

Porque desde allá,

te enviaré buenos rayos de luz,

te enviaré buenos rayos de luz…

 

Y aquí está esta pintura de Tonantzin-Guadalupe, Nuestra Venerada Madre, esta Tierra:

“la Madre más primera: la madre generosa que a todos alimenta y a la que al morir todos, todas, regresaremos”

 

Esta pintura, sencilla y humilde, acompañó este Festival durante  todo su recorrido; contiene los símbolos más sagrados de la cultura náhuatl, entre ellos el del Congreso Nacional Indígena.

 

Se las entregamos para que los acompañe en su largo, doloroso y espinoso camino.

 

Así que aquí está, recíbanla; y con ella reciban nuestro saludo, respeto y admiración.

 

10893916_10205578455921821_2087188360_n

 

 

 

 

Y así,  se llegó a la clausura del Festival.

20150103_192855