bufe

Los panistas irrumpen y toman las instalaciones del Concejo municipal electoral, abren los paquetes electorales,  privan ilegalmente de  su libertad a la presidenta del Concejo  y agreden a un joven, alumno de la EAEZ y corresponsal del periódico escolar el Yacoñooy

 

Miércoles  10 de julio del 2013

 

El municipio de Huitziltepec, como hace 15 años, está nuevamente en conflicto. Hay un denominador común y se llama Napoleón Santos Larios.

Poco antes de la media noche del miércoles 10 de julio del 2013, la ciudadana presidenta del Concejo Electoral Municipal, Patricia Bidiana Infante, conmocionada, salió finalmente de las instalaciones de dicho concejo resguardada por un policía, inmediatamente subió a la patrulla municipal. Afuera, unas 30 personas la injuriaban. Adentro se encontraban otros policías y el representante de concejo de la coalición Puebla Unida. Poco después, cando ya la gente empezaba a retirarse, llegó en bicicleta el candidato de Puebla Unida, Napoleón Santos Larios quien, sarcástico, le pidió a su representante de partido que se retiraran y que se subiera a su “patrulla”. Poco después hizo su aparición por el lugar, una autentica patrulla de la policía estatal.

Durante horas, la tarde y noche del 10 de julio, los panistas mantuvieron privada ilegalmente de su libertad a la ciudadana Patricia B. Infante. Decenas de ellos se encontraban afuera de las instalaciones del concejo, acusándola de “vender al pueblo” y de “traidora”. Entre los gritos amenazantes se dejó escuchar el de la señora Juana Velázquez quien proponía ir por gasolina para quemar a todos los que se encontraban adentro. Otros panistas, más moderados, proponían linchar a la presidenta del concejo. Uno de los inconformes, Fernando García Santos, ex presidente municipal, aconsejó que no les convenía hacer eso pues van a levantar un juicio.

bufet

En 1999 se vivió tremendo conflicto post electoral en el municipio de Huitziltepec. Hubo violentos enfrentamientos entre  habitantes de  las comunidades que conforman el municipio (Santa Ana Coapan, Dolores Hidalgo y Santa Clara),  a tal grado que los granaderos llegaron hasta la cabecera municipal dejando  un saldo de varios heridos.   Los líderes que lo encabezaron fueron: Fernando García Santos, Oscar Gómez Centeno y Napoleón Santos Larios. El primero  fue presidente municipal en el periodo 2005-2008; el segundo de 2008 al 2011; el tercero acaba de ser candidato por la coalición Puebla Unida y es quien está al frente de un nuevo conflicto post electoral. Los 3 han sido nominados por el PAN.

A las 3 y cuarto de la tarde se presentaron en el Concejo Electoral Municipal los integrantes de  la planilla de la coalición 5 de Mayo, integrada por la Partido Verde Ecologista y el PRI, para recibir su constancia de mayoría; afuera estaban los policías municipales resguardando las instalaciones, se supone que no debían dejar entrar a nadie. Los priístas recibieron sus constancias y se disponían ya a retirarse cuando la puerta se abrió (¿Cómo fue que la policía lo permitió?) e hizo su entrada el candidato de la coalición Puebla Unida, Napoleón Santos Larios.  Ahí se encontraron los 2 candidatos (el del PRI y el del PAN). Julián Vázquez le expresó a Napoleón Santos que ya tenía su constancia de mayoría, que dejara las cosas en paz; a lo que el panista respondió: “Pues eso lo veremos”. Los priistas se retiraron.

Napoleón Santos se quedó adentro y  abrió la puerta a sus correligionarios; los policías municipales lo permitieron.  Los panistas que irrumpieron en las instalaciones del Concejo fueron: Oscar Gómez Centeno (ex presidente municipal), Napoleón Santos, Cándido Ortiz, Remedios García, Estela Morales, Florentino Pavía y Rafael Santos. Ahí  dentro se encontraban los integrantes del Consejo y representantes de partidos: Patricia B. Infante, Marbey Ramírez, Emelia Flores, Brígida Ramírez, Rosa García, Adán Ruiz, Eva María Almonte y Anastasio Sánchez.  Oscar Lirios (representante de concejo por el PRI), se había retirado ya con la planilla  y el candidato priísta.  Don Julián Sánchez (representante del concejo por el PT) se salió en cuanto Julian Vazquez  recibió su constancia de mayoría; la señorita Estela Morales (candidata a Sindico Municipal por Puebla Unida) intentó detenerlo pero no lo logró. El representante de Movimiento Ciudadano se salió desde las 11 de la mañana al reconocer el triunfo del priísta.

A los pocos minutos de que salieron los priístas se dejaron oír las campanas de la parroquia.  Según los usos y costumbres de esta comunidad, las campanas se tocan para convocar al pueblo. Los panistas entraron a la sede parroquial (con la complicidad de quien está a cargo de ella) para llamar a la gente. Se reunieron poco más de 50 personas.

Muy ecuánime,  un policía municipal, de nombre Gregorio, expresó que dejaran entrar a más panistas porque antes ya habían estado ahí los priístas (¡Ojo! La presencia de los priístas fue solicitada por el Concejo para que recibieran su constancia). Una vez adentro los panistas se soltaron  en reclamos y agresiones verbales contra la presidenta del Concejo.  Procedieron a abrir los paquetes electorales para realizar su propio conteo (al terminar se dieron cuenta de que efectivamente había “una” irregularidad, pues aparecieron 886 votos a su favor; cuando en el cuadernillo del PREP aparecen 885). Y a partir de ese momento hasta la media noche mantuvieron tomadas las instalaciones del Concejo Electoral Municipal.

A las 4 y media de la tarde se presentó al lugar de los hechos Rafael Flores Morales, alumno de la  Escuela Autónoma Emiliano Zapata y  corresponsal de periódico escolar el Yacoñooy,  para ver lo que ocurría y tomar algunas fotos. Una señora panista, Estela Huesca, lo jaloneó y le soltó  3 golpes en la nuca.  Esto ocurrió a escasos 2 metros de donde se encontraba la policía municipal, resguardando las instalaciones. El joven alumno se dirigió a uno de los policías, Agustín Mota, para preguntarle por qué no hacía nada si ante sus propios ojos se estaba cometiendo una agresión. El policía le puso la mano en el hombro y se lo llevó a un lugar más apartado, en donde le pidió que se retirara. Algunos otros jóvenes se acercaron para solidarizarse con Rafael Morales, pero las mujeres panistas  les exigieron que se retiraran o les iban a “dar en su madre”. La señora Juana Velázquez manifestó que ellos, los panistas, le tienen su  “guardadito” al maestro Filo. La señora Jaqueline Díaz manifestó que más le vale a la directora general del periódico Yacoñooy, Herminia Sánchez,  que se escape, pues junto con el maestro Filo “van a pasar”.

bufete

Pero hace 15 años Fernando García Santos, Oscar Gómez Centeno y Napoleón Santos Larios no eran panistas, el primero era antorchista y los otros dos perredistas. En aquel entonces,  noviembre de 1998, el candidato del  PRI, Ardelio Herrera,  ganó las elecciones municipales. Los perredistas desconocieron el triunfo, dijeron que no iban a permitir que un “fuereño” entrara a gobernar; esto porque el priísta no era originario de la cabecera municipal, sino de la junta auxiliar de Santa Ana Coapan. Según los entonces  perredistas, sólo los que son de la cabecera municipal pueden gobernar el municipio, por lo que  mantuvieron tomada la presidencia municipal durante todo el periodo 1999-2002.

El conflicto del 10 de julio en Huitziltepec, empezó  a las 9:56 am,  cuando los panistas (a nombre de la planilla de la coalición Puebla Unida), por medio del altavoz,  llamaron  a todos sus simpatizantes a presentarse en las instalaciones  del Consejo Electoral Municipal para “defender” su voto (tal vez se refieran a los votos que compraron de a mil quinientos pesos) pues, según ellos,  se habían  presentado varias irregularidades. A  esa hora se estaba llevando a cabo la revisión de actas en las instalaciones del Concejo.

Los reclamos panistas  ante tales “irregularidades” giran en torno a la casilla número 6, pues en el acta correspondiente aparece un número 0  al que, al parecer, le fue agregado una línea en la parte superior  izquierda para hacerlo pasar por un 6.  Entonces, en lugar de que diga 040, por ejemplo, argumentan que quiere decir “640”.  Y es que precisamente con esos 600 votos de más en  esa casilla, es que cambiaría el resultado de la elección; lo cual es absurdo, pues el número de votantes en la casilla en cuestión ni siquiera llega a los 500 votos. Precisamente por eso se llevó a cabo la revisión de actas en la mañana de ese 10 de julio.

La noche del 7 de julio se contabilizaron los votos y se entregaron  a los candidatos los  Cuadernillos de Resultados del Cómputo Preliminar  de la Elección de Miembros del Ayuntamiento en los que se asienta que el ganador es el priísta Julián Vázquez Ramírez.  Esa noche los panistas se retiraron tranquilamente a sus casas.   El problema empezó al día siguiente, lunes,  cuando aparecieron las listas  del PREP 2013 de Puebla en Internet, en las que se le da el triunfo al panista Napoleón Santos Larios. Los panistas, al consultar esas cifras preliminares, aseguran que ellos son los ganadores y que están dispuestos a lo que sea por defender su triunfo.  Desde entonces andan bien movilizados, van y vienen a Puebla, salen y entran de diferentes casas de correligionarios, organizando sus acciones a seguir. Ese lunes un candidato a regidor, aseguró que iba a haber golpes.

Ese miércoles, pasadas las 10 de la mañana los panistas se congregaron frente a las instalaciones  del Concejo Electoral  Municipal; al poco rato llegó un grupo de príistas. Uno de los panistas, candidato a una regiduría, Melquiades Morales, les gritó reclamándoles que qué querían ahí. Afortunadamente  los priístas mantuvieron la calma.  Representantes y autoridades del Concejo  les pidieron a los inconformes que se retiraran para que ellos pudieran adentro hacer su trabajo.Priístas y panistas se retiraron.

bbetería

El periódico la Jornada de Oriente en su edición del 23 de diciembre de 1999 (http:www.lajornadadeoriente.com.mx/1999/12/23/oriente-chtm) reportó que Napoleón Santos se soltó a los golpes, iniciándose con ello un violento enfrentamiento contra los habitantes de la junta auxiliar de Santa Ana Coapan. Hoy, Napoleón Santos es el candidato perdedor de la coalición Puebla Unida y ha iniciado un nuevo conflicto.

El conflicto no ha terminado.  El municipio de Huitziltepec se encuentra, una vez más sumido en un conflicto post-electoral, dividido y polarizado.  Los panistas amenazan con agredir a la gente cercana al maestro Filo: alumnos, amigos y parientes.