11081015_1581505228786264_6211353704327059965_n

 

El periódico escolar, el Yacoñooy, publicó en julio del 2015 acerca del cuantioso fraude, de más de un millón de pesos, que el gobierno municipal de Huitziltepec estaba llevando a cabo con los beneficiarios de “Vivienda digna”.

El gobierno   municipal   de Huitziltepec pidió a los beneficiarios de dicho programa   que depositaran en una cuenta bancaria del ayuntamiento la cantidad de 15 mil pesos. Cuando en realidad sólo debían entregar la cantidad de 4,100 pesos, puesto que el gobierno federal aportaba la cantidad de 63, 600 pesos y el municipal 29,300 pesos por vivienda.

Cabe mencionar que los beneficiarios en Huitziltepec son 101 y que cada casita (la cual consta de 2 recamaras, cocina y baño) está valuada 97 mil pesos. Eso quiere decir que el gobierno municipal se estaba quedando con más de un millón de pesos, 1 100 900 pesos para ser exactos.

La historia de este escandaloso fraude no termina ahí. Éste fue confirmado el día 21 de   julio del 2015 por la regidora de obras   públicas María de la Luz Larios Cortes, en una entrevista que la reportera Carmen Flores, de El Sol de Puebla, le hizo .

En dicha entrevista la regidora afirma sin tapujos:

“Tenemos pocos recursos para obras, por eso se les pidió a los beneficiarios la cantidad de 15 mil pesos en lugar de 4 mil 100, sin darles explicación alguna, para que el resto se ocupara en la construcción de un pozo para la cabecera municipal y para una casa de cultura”

Asimismo, justificó la fraudulenta acción del ayuntamiento al referir que la construcción de una casa no cuesta 15 mil pesos sino mucho más.

El pasado 23 de julio a las 10 a.m. se llevó a cabo una junta exprés, en la que la regidora de obras estuvo acompañada de un represente de la empresa constructora a cargo de la obras, ahí les pidieron a los beneficiarios del programa “Vivienda digna” que   firmaran una hoja en blanco, con la promesa de que en 15 días estarían comenzando la construcción de las casas.

La mayoría de los beneficiarios firmó, sólo algunos desconfiados se negaron a hacerlo. Pasaron esos 15 días y nada de casas, por lo que algunos beneficiarios se empezaron a inconformar y a exigir, con justa razón, que se les devolviera su dinero.

El domingo 13 de septiembre llamaron   nuevamente a reunión a los beneficiarios del mismo programa para, ahora, en presencia del   munícipe, Julián Vásquez Ramírez, y la regidora de obras,   María de la Luz Larios Cortes, hacer entrega de   cheques para reintegrarles su aportación de 15 mil pesos a quienes así lo habían solicitado.

El presidente municipal de Huitziltepec les hizo la aclaración de que, aunque les estaban devolviendo su dinero, el programa iba a llegar de cualquier manera a su nombre, por lo que les advirtió que en algún momento tenían que firmar de conformidad, es decir, de que sí recibieron el programa.

Una de las asistentes a la reunión se atrevió a preguntar: ¿Y si no   queremos firmar?

La respuesta de Julián Vázquez fue brutal y descarada: Eso no es problema pues se pueden falsificar sus firmas. Además, hay muchas personas   tras de mí que sí quieren la vivienda.

En el colmo del cinismo y la desfachatez, el alcalde de Huitziltepec, les dio a conocer que hay varios ciudadanos que quieren el programa de vivienda y están dispuestos a dar más de 15 mil pesos.