México, D.F; a 1 de agosto del 2012.

A quien corresponda:

Presente

Por medio de la presente hago de su conocimiento mi preocupación por las condiciones en la comunidad de Santa Clara Huitziltepec, Puebla donde radica el maestro Filo (Citlalxochitzin) y los alumnos de la Escuela Autónoma Emiliano Zapata (EAEZ) quienes han sido parte activa del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) y estuvieron presentes durante la Caravana al Sur realizada en septiembre del año pasado. También asistieron y participaron en el Encuentro Nacional de Referentes del MPJD realizado en abril de este año en la ciudad de Cuernavaca, Morelos.

Para nosotros es muy importante el trabajo realizado por la escuela ya que representa la lucha por la búsqueda de la identidad, de un rostro y un corazón propios, de una historia enraizada en las tierras de ese rincón de la Mixteca Poblana. En su camino han entendido que su lucha como indígenas, como hijos y color de esta tierra es por cuidar y defender a la Madre Tierra.

Hermos tenido conocimiento de que los compañeros de la EAEZ han sufrido amenazas y agresiones por parte de grupos locales (políticos y religiosos) de Huitziltepec, las cuales se han incrementado recientemente a raíz de las publicaciones mensuales de El Yacoñooy “El Flechador del Sol”, periódico escolar de crítica y denuncia editado por la EAEZ. El maestro Filo fue agredido el pasado 28 de julio fisica y verbalmente en su casa. Es importante destacar que esas agresiones fueron alentadas y celebradas por un grupo de personas que felicitaban al agresor a través del altavoz de la comunidad, hecho que nos parece profundamente preocupante. Consideramos muy graves estas declaraciones ya que incitan al odio y la violencia contra el maestro Filo y los compañeros de la EAEZ. A esta agresión se le suma otro ataque físico perpetrado contra el maestro Filo el pasado martes 10 de julio y las constantes amenazas, acusaciones y llamados a la intoleracia hacia la actividad de la EAEZ por parte del cura local Jesús Israel Alcántara.

Consideramos aún máws graves estas agresiones, ya que siendo estas cuasadas como consecuencia de la actividad periodística de los compañeros de la EAEZ, son perpetradas en contra de un medio de comunicación independiente, violentando varios artículos consagrados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos referentes al derecho a la información, la libertad de expresión y la integridad física. Desde el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad hacemos un llamado a generar condiciones de paz que garanticen la seguridad de los ciudadanos de Huitziltepec. Creemos que la violencia sólo genera más violencia. Consideramos la vía pacífica la única manera de resolver los conflictos. Abogamos por una solución pacífica del conflicto a través del diálogo, la tolerancia y la búsqueda de alternativas de paz.

Condenamos enérgicamente las agresiones físicas perpetradas contra el maestro Filo y las manifestaciones de intolerancia e incitaciones a la violencia que se han hecho públicamente en contra de los integrantes de la EAEZ y el periódico El Yacoñooy. Exigimos al gobierno municipal de Huitziltepec, encabezado por el presidente municipal M.V.Z. Ángel Osorio Nicolás, que se garantice la seguridad e integridad física del maestro Filo, de los alumnos de la Escuela Autónoma Emiliano Zapata y de los colaboradores de el periódico “El Yacoñooy”. Exigimos también que se garantice el derecho a la información y la libertad de expresión consagrados en la Constitución.

Agradecemos el seguimiento de estas demandas y estaremos pendientes de lo que suceda.

Atentamente,

Javier Sicilia

Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad

Carta de Iglesias por la Paz a la presidencia a Jesús Israel Alcántara.

DISTINGUIDO  P.  JESÚS ISRAEL ALCÁNTARA:

P R E S E N T E

CURATO SANTA CLARA HUTZILTEPEC,  PUEBLA,

 

Con toda humildad y respeto, le saludamos a nombre de la Comisión Coordinadora de  Iglesias por la Paz, un colectivo conformado por instituciones eclesiales y laicos creyentes de diversas confesiones religiosas que nos hemos unido en torno a temas como la educación y construcción para la paz, el diálogo interreligioso y el ecumenismo,  y el apoyo,  atención psicosocial y espiritual a víctimas de la violencia, con el propósito de trabajar y orar juntos, organizar foros, encuentros, cursos,  talleres y otras acciones.

Formamos asimismo parte del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) que es considerado un sector al interior de éste, colaborando estrechamente en muchos de los actos y declaraciones públicas que se han llevado a cabo por parte del Movimiento por la Paz y nos adherimos y nos suscribimos a los términos de la carta que el poeta Javier Sicilia envió a quien corresponda el pasado 1 de agosto, para externar igualmente nuestra preocupación por las agresiones y amenazas a la integridad física  del maestro Filo (Zitlalxochítzin) que ha sufrido tanto por su actividad periodística como por su afiliación a una espiritualidad diferente  a la mayoritaria de este país.

El maestro Filo ha declarado públicamente su respeto a las diferentes concepciones éticas y filosóficas, creyendo que a la  religión se le defiende en la práctica de sus  intrínsecos valores espirituales y universales, manifestando además su apertura al diálogo fraterno y ecuménico con las diversas espiritualidades.

Como cristianos nos identificamos plenamente con “la exhortación pastoral del episcopado mexicano sobre la misión de la Iglesia en la Construcción de la Paz, para la vida digna del pueblo de México” expresada en el documento “QUE EN CRISTO NUESTRA PAZ, MÉXICO TENGA VIDA DIGNA” (CEM, México, 2010), donde reproducimos textual el punto “Ecumenismo por la Paz” (págs. 100-101).

“En el imaginario colectivo hay quienes atribuyen responsabilidad a las religiones en el desarrollo de conflictos sociales y la imposibilidad de un diálogo entre creyentes de distintos credos. NOSOTROS CREEMOS Y SABEMOS QUE ES POSIBLE UN DIÁLOGO RESPETUOSO CON TODAS LAS DEMÁS RELIGIONES, que favorezca la convivencia de todos los pueblos y credos y fortalezca la libertad religiosa y la paz de toda la familia humana. Esto tiene su fundamento en la concepción de Dios como origen y dador de la paz, a las personas y a los pueblos. Para contribuir a la construcción de la paz, LOS CATÓLICOS debemos desarrollar una conciencia ECUMÉNICA y un compromiso por la unidad, teniendo como uno de sus medios, la búsqueda del bien común  y la promoción de iniciativas sociales de paz y desarrollo social. EL DIÁLOGO INTERRELIGIOSO A SU VEZ AYUDA A LA CONSTRUCCIÓN DE LA NUEVA HUMANIDAD, especialmente en los aspectos de la colaboración en el bien común, LA SUPERACIÓN DE LA VIOLENCIA POR CAUSAS RELIGIOSAS FUNDAMENTALISTAS, la educación para la paz y la convivencia ciudadana”.

Por lo anterior, consideramos la vía pacífica la única manera de resolver los conflictos. Abogamos por una solución que apele a la concordia a través del diálogo, la tolerancia y la búsqueda de alternativas de paz. Condenamos enérgicamente las agresiones físicas perpetradas contra el maestro Filo y las manifestaciones de intolerancia e incitaciones a la violencia que se han hecho públicamente en contra de los integrantes de la Escuela Autónoma Emiliano Zapata (EAEZ) y el periódico El Yacoñooy.

Agradecemos el seguimiento de estas humildes peticiones y estaremos en espera de que los acontecimientos  hostiles  a las personas referidas se tornen favorables a la brevedad posible.

 

 

A T E N T A M E N T E

Comisión Coordinadora Iglesias por la Paz