Ante las decenas de miles de muertos en esta guerra, la represión, la devastación ambiental, la injusticia, la explotación, el despojo, el actual desastre y la emergencia nacional:

¡Caminemos al Tepeyac!

Peregrinación a pie de Huitziltepec al Tepeyac 2012  

  • 20 razones para caminar desde Huitziltepec, en la mixteca poblana, hasta el Tepeyac, en la ciudad de México:

1. Porque en el  municipio de Huitziltepec, en el estado de Puebla, se levanta una pirámide post-hispánica, de este siglo XXI,  consagrada a Tonantzin  Guadalupe.

2. Porque Tonantzin es una palabra en lengua náhuatl que significa: Nuestra Venerada Madre.

3. Porque en la mixteca poblana,  actualmente, viven los descendientes de las antiguas  culturas que la habitaron: nahuas, mixtecos y populoca.

4. Porque el pueblo  de Huitziltepec es heredero de la antigua cultura náhuatl.

5. Porque  desde tiempos antiguos el Tepeyac y  el Huitziltepec han sido cerros sagrados, ambos pertenecientes al ámbito de la cultura náhuatl.

6. Porque  actualmente el Tepeyac es uno de los  lugares sagrados más importantes  del planeta Tierra, sólo comparable con la Meca o el río Ganges.

7. Porque desde siglos antes de la imposición del cristianismo en estas tierras mexicanas, el cerro del Tepeyac había sido el milenario lugar de culto consagrado a Tonantzin: Nuestra Venerada Madre, la Tierra.

8. Porque 10 años después de que fuera derrotada y conquistada la ciudad de México-Tenochtitlán por los  españoles,  la resistencia espiritual de los antiguos nahuas se centró en el cerro del Tepeyac.

9. Porque la antigua religión náhuatl no fue exterminada con la invasión cristiano-occidental, sino que se transmutó en el Guadalupanismo mexicano. A mediados del siglo XVI, en plena guerra religiosa, la Conquista espiritual, dos indígenas nahuas le dieron fundamento al nuevo culto: uno realizando la conocida pintura, colocándole símbolos de la religión náhuatl, y el  otro escribiendo , en lengua náhuatl, la narración de las apariciones guadalupanas al indígena Juan Diego.

10. Porque los pueblos indígenas han resistido por 5 siglos  el despojo, la explotación, el desprecio y la represión de esta guerra de exterminio iniciada por el imperio español y liderada hoy por los Estados Unidos.

11. Porque la imagen guadalupana ha estado presente con el pueblo mexicano en sus miserias, en sus pesares, en sus luchas por Independencia, Tierra y Libertad.

12. Porque el general Emiliano Zapata era guadalupano, y cuando llamaba a los pueblos a luchar por la tierra lo hacía en lengua náhuatl; y para referirse a ella, a la Madre Tierra, la llamaba Tonantzin.

13. Porque cuando Zapata y el Ejercito Libertador del Sur entraron a la ciudad de México, lo hicieron con un estandarte guadalupano al frente.

14. Porque en el México de hoy, el territorio nacional está desgarrado y ensangrentado con decenas de miles de muertos, victimas de una cruenta y absurda guerra.

15. Porque en el presente, México ha perdido todo rasgo de soberanía: el desierto, el agua, la tierra, los minerales, el petróleo, las pensiones, los bancos,…  de todo se están adueñado los extranjeros.

16. Porque Tonantzin, la madre Tierra, nos da el maíz y éste se encuentra en grave peligro por la introducción al país de maíz transgénico.

17. Porque nos encontramos ante el fin de una era y el comienzo de otra.

18. Porque  lo último que mantiene latiendo el corazón de la nación mexicana es el moreno cerro del Tepeyac.

19. Porque prometimos cuidar y defender a Tonantzin, nuestra Venerada  Madre, la Tierra, hasta morir si es preciso.

20. Porque hasta ella, Tonantzin Guadalupe, la Madre más primera, dice: ¡Ya Basta!

 

¡Caminemos pues al Tepeyac!

¡Caminemos por Democracia, Libertad y Justicia!

¡Caminemos por Nunca más un México sin Nosotros!

¡Caminemos por Paz con Justicia y Dignidad!

 

El maestro Filo invita a las personas dignas y honestas, que resisten y luchan abajo y a la izquierda, a caminar desde la Pirámide guadalupana, en santa Clara Huitziltepec, en la mixteca poblana, hasta el cerro del Tepeyac, en la ciudad de México.

El maestro Filo, de la Escuela Autónoma Emiliano Zapata, es compañero de la organización a cargo de la XVI Peregrinación a Pie, de la comunidad de santa Clara Huitziltepec a la Villa de Guadalupe.

La peregrinación sale en la madrugada del 8 de febrero. La mayoría de los peregrinos sale desde la parroquia local para llegar a la Basílica; pero algunos pocos, muy pocos,  lo hacen desde la Pirámide guadalupana y llegan directamente al cerro del Tepeyac. Este último grupo no va en busca de la virgen María sino de Tonantzin; no llega a pedir milagros ni cosas materiales, sino a reivindicar su historia y su espíritu como descendientes de las antiguas culturas indígenas, al igual que su lucha por los derechos y la cultura indígena, por la humanidad y contra el Capitalismo: llegan hasta el Tepeyac a refrendar su promesa de cuidar y defender a Tonantzin, Nuestra venerada  Madre, la Tierra, hasta morir si es preciso.

La peregrinación lleva un vehículo de cocina, lo que significa que los desayunos, comidas y cenas están incluidos. También va un camión para el equipaje de los peregrinos. La llegada a la Villa de Guadalupe es el 11 de febrero en la tarde; se permanece todo el día doce y para el día siguiente, 13, se está de regreso.

L@s esperamos a las 2400 del 7 de febrero  del 2013 en la pirámide guadalupana, en la mixteca poblana, para salir caminando rumbo al Tepeyac, en la ciudad de México.

pirámide-portada-Reconsruyendo

Enlaces relacionados:

 

 

  • Palabras del maestro Filo en el Tepeyac – Peregrinación 2012.

 

 

Imágenes de la peregrinación 2012: