imagen1

 

 

Hace 500 años con la Conquista espiritual, los invasores exterminaron las antiguas instituciones religiosas, no así  nuestra espiritualidad.

A pesar de 5 Siglos de explotación, despojo, represión y desprecio, esta sigue viva en el corazón de nuestros pueblos.

En el Mundo náhuatl la resistencia espiritual se dio a través del arte. Entre templos, bibliotecas, libros y sabios quemados, un  par un de artistas encontró la forma de  sobrevivir a  tanta destrucción:

·         Un tlakuilo pintó la pintura que actualmente se encuentra en la Basílica de Guadalupe. En ella plasmó símbolos sagrados. En el centro de su obra dibujo un Nahui Ollin (una flor de 4 Pétalos), el símbolo de la concepción espacio-tiempo del antiguo pensamiento náhuatl.

·         Un tlamatini escribió el texto que narra las apariciones guadalupanas al indígena Juan Diego: el Nikan Mopohua. Le colocó interpolaciones cristianas para evitar ser censurado y sancionado por los franciscanos; Pero al hacerlas a un lado, el resultado es un texto sagrado de la antigua religión náhuatl.

Sí, 2 obras de arte son nuestra herencia. Con ellas estamos reconstruyendo nuestra historia, nuestra identidad, nuestro “rostro y corazón”.

 

Maestro Filo a Leonardo Boff.

Conversatorio “Clamores de la Tierra”.

Auditorio de la CDHDF

Mayo del 2016

 

 

 

…uno de estos está en México, donde está un montecillo que llaman Tepeacac y que los españoles llaman Tepequilla, y ahora se llama Nuestra Señora de Guadalupe. En este lugar tenían un templo dedicado a la madre de los dioses, que ellos llaman Tonantzin, que quiere decir nuestra madre. Allí hacían muchos sacrificios en honra de esta diosa, y venían a ella de muy lejanas tierras, de más de veinte leguas de todas las comarcas de México, y traían muchas ofrendas: venían hombres y mujeres y mozos y mozas a estas fiestas.

Era grande el concurso de gente en estos días y todos decían ‘vamos a la fiesta de Tonantzin’; y ahora que está ahí edificada la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, también la llaman Tonantzin, tomando ocasión de los predicadores que también la llaman Tonantzin. …

y vienen ahora a visitar a esta Tonantzin de muy lejos, tan lejos como de antes, la cual devoción también es sospechosa, porque en todas partes hay muchas iglesias de Nuestra Señora, y no van a ellas, y vienen de lejanas tierras a esta Tonantzin como antiguamente.”

 

Fray Bernardino de Sahagún,

 Historia general de las cosas de la Nueva España, 1540-1585

 

 

 

 

Miren, nosotros no somos cristianos. Nosotros somos mazehuales.

Si ustedes buscan la palabra “mazehual” en un diccionario náhuatl-castellano, encontraran: vasallo, hombre de pueblo, campesino. Pero el significado está incompleto, algo falta.   Es como la palabra “cristiano”. Cuando dicen “atropellaron a un Cristiano”  se está usando como sinónimo de persona. Pero ¿Y si el occiso era budista, hinduista o ateo?

Así también “mazehual”  tiene un hondo sentido religioso.   Ser mazehual tiene que ver con los antiguos mitos nahuas, los cuales, por cierto, son bien  diferentes  de los mesopotámicos y judíos.

Ser mazehual tiene que ver con las  4 eras anteriores destruidas y  la quinta, la nuestra; tiene que ver con  Quetzalcóatl y su sacrificio para crear de presente humanidad; con la Dualidad masculino-femenina, “ nuestra madre Tierra, nuestro padre sol”; con los hombres y mujeres cuyo origen es el maíz.

Y como mazehuales que somos, tenemos una espiritualidad propia: la que surgió en esta parte del planeta hace milenios.   En el CNI hemos aprendido que, desde el norte (yaquis, mayos cucapá…) hasta el sur (tzotziles, tzeltales, tojolabales…) vivimos diferentes culturas,  pero que compartimos elementos civilizatorios comunes. Uno de ellos es el amor y respeto a Nuestra Venerada Madre, la Tierra, la  madre más primera, la madre generosa que a todos alimenta y a la que al  morir regresaremos.

Y es que hablar de la Madre Tierra implica ya hablar de una  cosmovisión diferente al Cristianismo.

 

 

Maestro Filo a Leonardo Boff.

Conversatorio “Clamores de la Tierra”.

Auditorio de la CDHDF

Mayo del 2016

 

 

gilo

 

 

1ª peregrinación mazehual: Huitziltepec-Tepeyac

 

Una nueva peregrinación hay ya en Huitziltepec*. A diferencia de todas las demás, ésta no es católica. Es, sí, mazehual**.

 

Esta nueva peregrinación  no tendrá como destino la Basílica de Guadalupe. Su rumbo y mañana será el cerro del Tepeyac, en la ciudad de México.

 

Esta primera peregrinación mazehual partirá de la Pirámide guadalupana*** a las 0800 horas del próximo  domingo 18 de diciembre del 2016. Caminará la ruta sagrada de la Dualidad, es decir, pasará entre la milenaria pareja de guardianes: el Popocatépetl y la Iztacihuatl.

 

No será un numeroso contingente, acaso unas 20  personas. Después de atravesar, durante 4 días barrancas, cerros, volcanes,  caminos, carreteras,  ríos,  pueblos y ciudades, arribaran al Tepeyac en el solsticio de invierno****.

 

Cada uno de los peregrinos tiene sus propias razones para caminar. Cualesquiera que estas sean  deben ser respetadas. Por ejemplo, entre los caminantes estará  el maestro Filo, quien llegara al Tepeyac para 2 asuntos:

 

  • El primero,  para pedirle a la Toanatzin del Tepeyac (a quien  hace ya más de un año le ofrendó “su rostro, su corazón”) humildemente, respetuosamente: ¡Justicia para Ayotzinapa!
  • El segundo, para, como integrante del Congreso Nacional Indígena, presentarle a la madre Tierra el resultado de la consulta  para nombrar un Concejo Indígena de Gobierno cuya palabra será materializada por una mujer indígena, delegada del CNI, como candidata independiente que contienda en el proceso electoral del año 2018 para la presidencia de este país.

 

 

Y así, cada peregrino tiene su propia historia y motivos para llegar caminando al lugar más sagrado de este continente.

 

Llegar caminando, como antiguamente, hasta el Tepeyac para encontrar y encontrarse con Tonantzin no es cualquier cosa. Es algo muy serio. Algo así como un desafío. Pero, sobre todo, es una forma de resistir.

 

Cualquier persona, mazehual o no, puede acompañar y caminar esta peregrinación. De hecho, si algún guadalupano católico desea hacerlo es bienvenido, bienvenida. Por eso es que la salida será a las 8 de la mañana, para que quien desee asistir a la misa dominical de las 7 am, pueda hacerlo.

 

img-20160221-wa0048

 

 

Informes e inscripciones en el Facebook:  Mazehual Quintos; o directamente  en la Pirámide guadalupana.

 

 


*Huitziltepec es un municipio indígena en la Mixteca poblana. Está formado por la cabecera municipal, Santa Clara, y 2 juntas auxiliares, Santa Ana y Dolores Hidalgo.

 

 

** La palabra “mazehual” hace referencia a las personas que reivindican su historia y raíz en la cultura náhuatl; y que reconocen en la Guadalupana a TONANTZIN , Nuestra Venerada Madre , la Tierra: la madre generosa que a todos alimenta y a la que al morir regresaremos.

 

 

*** La Pirámide guadalupana, o Teokali de Tonantzin, es un templo guadalupano no-católico que se encuentra en el municipio de Huitziltepec, en el terreno que lleva por nombre Caracol que canta al Universo.

 

 

**** En 1582 se llevó a cabo en Europa la corrección del calendario juliano, el cual ya había acumulado un retraso de 10 días,  por el papa Gregorio XIII.  Se eliminaron 10 días del calendario, pasando del jueves 4 de octubre de 1582 al viernes 15 de octubre de 1582. Eso quiere decir que a todas las fechas anteriores a 1582 están en el calendario juliano, y hay que agregarles los 10 días para pasarlo del calendario juliano al gregoriano. Por lo que, a la fecha del 12  de diciembre de 1531 le corresponde el 22 de diciembre, es decir, el solsticio de invierno de 1531.